Estás cansado de inundar todo el baño cada vez que te duchas con la clásica cortina, seamos sinceros, tan fea como incómoda? Quizás ha llegado el momento de comprar una cabina de ducha: un gasto mínimo que cambiará el aspecto de tu baño y transformará la ducha en un momento de auténtica relajación.

Si tienes un mínimo de habilidades manuales podrás, en unos sencillos pasos, montar tú mismo tu mampara de ducha y reducir aún más los costes.

Lo primero que debes hacer es tomar las medidas de tu plato de ducha y luego adquirir una mampara adecuada. Existen en el mercado infinidad de modelos , fabricados en diferentes materiales y tamaños .

Veamos cómo tomar medidas para los diferentes tipos de platos de ducha:

  1. Plato de ducha cuadrado o rectangular en hornacina : es por tanto un plato de ducha con un solo lado libre, la medida debe realizarse de baldosa a baldosa, justo encima del plato de ducha.
  2. Plato de ducha de esquina cuadrado o rectangular : este tipo de plato de ducha tiene dos lados libres y la medida se toma desde la pared hasta el borde exterior del plato.
  1. Plato de ducha cuadrado o rectangular adosado a pared : en este caso el plato de ducha tiene 3 lados libres, la medida se realiza entre los dos bordes exteriores y entre la pared alicatada y el borde frontal de la ducha.
  2. Plato de ducha curvo de gran tamaño : en este caso no recomendamos realizar la medición directamente desde la cabina de ducha, ya que es difícil calcular el ángulo de curvatura con exactitud. Una forma fiable es utilizar una plantilla de cartón sobre la que trazar y luego recortar el perímetro de la cabina de ducha.

Para el montaje necesitarás:

  • Nueva cabina de ducha
  • Taladro con puntas de cerámica
  • Destornilladores
  • Losas
  • Tornillos
  • Metro
  • Nivel espiritual
  • Silicona transparente

Estos son los pasos a seguir para montar tu nueva mampara de ducha:

  1. En primer lugar, lava con cuidado el plato de ducha eliminando posibles restos de suciedad y seca la superficie con cuidado (de esta forma la silicona que aplicarás posteriormente tendrá un sellado perfecto).
  2. Una vez seca la superficie, toma los perfiles de la cabina de ducha y colócalos contra las paredes , con la ayuda de un rotulador permanente, dibuja pequeñas marcas en correspondencia con los agujeros (tanto en el plato de la ducha como en la pared). Para evitar cometer errores, utilice un nivel de burbuja .
  3. Haz agujeros en los rastros dejados con el marcador . Proceder con mucho cuidado, utilizar únicamente puntas aptas para cerámica, evitando la formación de grietas que arruinarían irremediablemente las superficies.

  4. Una vez realizados los agujeros fijar los perfiles de la mampara de ducha introduciendo los tacos con los respectivos tornillos.
  5. Utilizando los conectores suministrados unimos los perfiles verticales con los horizontales y fijamos todo con los tornillos.
  6. En este punto se pueden insertar las paredes móviles , deslizándolas en los carriles correspondientes de los perfiles.
  7. Después de montar las paredes, proceda a cerrar las esquinas , utilizando los conectores en forma de L suministrados.
  8. En este punto solo queda sellar el marco con silicona (este último paso es muy importante porque evita la formación de molestas infiltraciones de agua y moho antihigiénico).
  9. Deje secar la silicona durante al menos 8 horas.
  10. Una vez que la silicona se haya secado perfectamente, ¡todo lo que tienes que hacer es darte una buena ducha caliente!

Por fyemw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *