Reparaciones sencillas que puedes realizar en casa

Si quieres hacer arreglos en casa y piensas que es necesario mucho presupuesto, te mostramos algunas reparaciones sencillas que puedes hacer tú mismo y así ahorrar dinero. Lo que si vas a necesitar son algunos artículos de ferretería, y en el siguiente enlace tienes una gran variedad. Comencemos a aprender juntos.

Emboquillado de cerámica

Sea en el baño, la cocina o en algún otro espacio de la casa puedes tener azulejos o cerámica. El emboquillado consiste en rellenar las líneas que separan las piezas. Esta tarea puede ser necesaria cada cierto tiempo, pues estas líneas tienden a ensuciarse y con el tiempo incluso caerse el emboquillado. Realizarlo tú mismo es muy sencillo, compras la mezcla para emboquillado y la aplicas con cuidado sobre las uniones, la dejas secar y limpias los excedentes.

Cambiar focos

La luz es indispensable en todo hogar, y cambiar un foco o varios es una tarea frecuente, sobre todo si no tienes bombillos ahorradores. Si vas a hacer algún cambio aprovecha y opta por opciones más duraderas y amables con el medio ambiente. Dependiendo la altura necesitarás una escalera o andamio, asegúrate de que la toma de corriente esté apagada y listo, puedes cambiar el foco con total seguridad.

Aceitar puertas

Nada más molesto que ese sonido que producen las puertas a abrir o cerrar. Solucionarlo es muy fácil, solo debes lubricar las bisagras con un poco de aceite. Bastarán una o dos gotas en cada bisagra y movimientos suaves para asegurarnos de eliminar el molesto rechinido.

Retocar muros

Dependiendo la zona de la casa la pintura puede sufrir mayor desgaste. Si contrataste a un profesional para un cambio radical de pintura y ahora ves manchas o algo de sucio, es momento de un retoque sencillo que puedes hacer tú mismo. Asegúrate de usar el mismo tono de pintura, para lo cual es bueno guardar un poco de la que se ha usado en el primer momento. Bastará con limpiar la pared y pasar la brocha o rodillo por la zona que queremos retocar, al secarse quedará pareja.

Ajustar grifos

Los goteos de agua y fugas son molestos y costosos. Para evitarlos podemos ajustar los grifos, y realizarlo es muy fácil. Utiliza teflón o algún producto sellador, además de una llave o pinza. Gira el grifo y agrega un poco del pegamento o cinta y listo. Es importante, cuando vayas a realizar este tipo de reparaciones, cortar el paso del agua hacia la zona donde trabajarás, para evitar accidentes.

Si bien son reparaciones sencillas, siempre es bueno contar con la asesoría de expertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 17 =