Remedios caseros para limpiar la plata

El mantener los artículos de plata con su brillo y color original no es una tarea tan compleja como parece. En muchos casos las personas adquieren productos que no brindan los resultados deseados, generando gastos innecesarios.

Con sencillos materiales que suelen estar en cualquier hogar y utilizando fáciles técnicas se puede lograr, una apariencia semejante a las piezas de plata recién salidas de la joyería. De manera que para volver a la vida tanto a prendas como a utensilios de plata, basta con conocer sencillos y económicos trucos de limpieza.

Limpiar joyas de plata remedios caseros

Es recomendado seguir los pasos con meticulosidad y al pie de la letra, ya que de esto dependerá que los resultados sean los deseados.

  • Agua y Sal: En un envase se coloca el agua a la mayor temperatura posible, para luego verter en ella la sal. Sin permitir que se enfrié se sumergirá la prenda o pieza de plata dejándola en reposo una hora.

Después del tiempo establecido se remueve la solución para sacar todos los residuos o suciedad de la pieza. Luego se extrae para proceder a limpiar en forma de pulido con un paño seco.

  • Bicarbonato de Sodio y Vinagre: Se requiere un recipiente donde se agregará un cuarto de taza de vinagre blanco y procede a verter una cucharadita Bicarbonato de Sodio.

Al mezclar ambas sustancias se aprecia la formación de espuma, esto dejara ver que se realizó correctamente el procedimiento.

Se debe colocar la prenda dentro de la sustancia que previamente se mezcló, teniendo en cuenta que la prenda debe quedar completamente sumergida.

Si el tamaño de la prenda o el objeto es demasiado grande se puede aplicar el preparado sobre el, con la ayuda de algún trozo de tela.

Sea cual fuere la opción que se escoja, la idea es luego de dejar que actué la crema limpiar completamente la pieza de plata. Al lograr retirar la crema se deberá pulir con un paño suave. Si el nivel de suciedad es muy grande es recomendable repetir el proceso varias veces.

  • Limón y Sal: Se debe partir a la mitad un limón y en el área de corte colocar una capa nutrida de sal, luego de esto, se frotara el limón sobre la pieza de plata hasta limpiarla completamente.

Esto se debe dejar actuar sobre la pieza por unos minutos, luego de este tiempo se enjuaga la pieza con agua, después se secar y pule con un paño.

  • Papel de aluminio, agua caliente y Sal: Se debe tomar un fragmento grande de papel aluminio y envolver un recipiente en su parte interna con la parte más brillante del papel aluminio para arriba. Ahora se agregaran varias cucharadas de sal en el fondo.

Las piezas de plata se colocan procurando que queden cubiertas con la sal, después se vierte el agua hirviendo hasta cubrir todas las piezas dentro del recipiente para dejar en reposo durante unos 20 minutos.

Se retiran las piezas de plata y se podrá notar la separación de la suciedad con la pieza. Para finalizar se limpia y pule con un paño.

  • Dentífrico o pasta dental: Esta técnica es eficaz al extremo, solo se toma un poco de dentífrico en los dedos y se comienza a frotar la pieza de plata en su totalidad, al tenerla totalmente impregnada se deja secar.

Posteriormente se toma una toalla y se comienza a retirar la pasta sin dejar de frotar, asi se observara que en la toalla va quedando una mancha negra que son los cúmulos de suciedad que tenía la pieza de plata.

Todas estas sencillas técnicas se basan en utensilios y materiales de casa, que dejaran la plata como nueva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 7 =