Mesas de centro modernas

Aunque la decoración siempre ha sido cambiante y depende del estilo de vida de los que habitan cada hogar, generalmente suele intentarse ir al ritmo de la tendencia actual. Los colores neutros hoy día son los protagonistas, mientras que los toques coloridos se prefieren en accesorios que se pueden quitar y poner sin mayor importancia.

Resaltan detalles en amarillo, violeta, rosa y azul, colores que se manejan en diversidad de accesorios. Estos colores se llevan en teteras, bases
de ramos, ceniceros, macetas para plantas e incluso en bustos que eran clásicos blancos, asi como en uno que otro elemento decorativo como centro de mesa.

No hay que negar que si se habla de decoración moderna, la tendencia al
reciclaje y el respeto al medio ambiente ha prevalecido en los últimos años. Asi pues, lo moderno aun gira en el reciclaje, aunque los diseñadores de muebles e interiores no paran de crear.

En este sentido las cestas de verduras han impregnado las redes sociales con intercambios de ideas decorativas y múltiples usos para ellas. Usarlas como centros de mesa, ha sido una de las tendencias en decoración actual, sucede igual con las yantas e incluso con antiguas mesas transformadas.

De segunda mano, adquiridas en ventas de garaje, ermitas y mercados de pulgas, las mesas de centro modernas son casi siempre producto de una remodelación. Por otra parte, los últimos diseños en mesas de centro, tienden a ser limpios, rectos y algo simétricos.

Mesas de centro modernas minimalistas

Generalmente blancas, negras o café, las mesas de centro modernas de diseños minimalistas se caracterizan por ser modelos sobrios. De acabados
limpios, cargados de líneas rectas y algo simétricas, algunas con vidrios, crean un ambiente algo formal y frio.

Diseños que suelen conformar formas geométricas, cubos o rectángulos de niveles variados en una misma mesa. Algunas de estas, están conformadas por cajones superpuestos que encajan perfectamente unos dentro de otros.

Generalmente las mesas minimalistas se estructuran a partir de varias piezas. Algunas se extienden dentro de otra e incluso incorporan ruedas. Suelen mezclar diversos materiales, donde la madera, el vidrio, el aluminio y el hierro prevalecen.

Sin embargo, el mármol se está adueñando cada vez más de la decoración minimalista y lo hace acompañado del hierro. Asi pues el metal está dejando de ser el tradicional negro o el plateado aluminio para ir incorporando el dorado.

Mesas de centro modernas y baratas

Es algo moderno el cortar las patas de una antigua mesa, darle un lijado y barnizado envejecido y transformarla en una original mesa de centro. Los troncos de árbol también forman parte de la nueva tendencia.

Encontrar un tronco caído y recupéralo para colocarle un vidrio sobre él, es algo que muchos han copiado de los mejores decoradores de interiores. El puf tapizado se ha vuelto el protagonista de la sala y las estancias para compartir entre amigos.

Los taburetes se unen a la nueva tendencia, como una opción económica para no prescindir de mesas de centro. En variados tamaños y alturas, son la moda actual para acompañar estancias de sofás y mecedoras.

Y algo ochentero pero bastante barato en cuanto a mesas de centro, gira en torno a la fibra de mimbre, que se han convertido en una opción económica y aceptada por muchos. Otros optan por una opción barata y romántica, restaurandoantiguas carretillas, para usarlas como originales mesas de centro.

El rescate de los baúles parece mantenerse, asi pues no dejan de estar presentes como centro de mesa, en especial en salas de lectura o jardines. Con algo de mesura y sabiendo combinar estilos, las mesas de centro siguen siendo un elemento imprescindible y protagonista en diferentes ambientes del hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =